Literágora, la edición digital

Literágora, en su vertiente de charlas literarias y culturales, celebró en La Mercería Café Cultural su edición de marzo para hablar sobre edición digital. Para ello nos reunieron a tres editores, Martín Lucía de Ediciones En Huida, Rafael Velis de Triskel Ediciones y por parte de Carlinga Ediciones a José Núñez.

litearogra_cartel

La temática, de gran actualidad, fue capaz de generar una interesante conversación entre los ponentes y un animado debate posterior con el resto de asistentes, muy numeroso por cierto, por ese motivo nos hemos animado ha haceros un resumen de muchas de las cosas que allí se hablaron.

La charla se abrió con una pregunta muy clara, ¿por qué publicar en digital? Una pregunta que nos hemos hecho en Carlinga infinidad de veces, y que nunca es fácil de contestar. Existen desde luego muchas ventajas y muchos inconvenientes, así que en vez de preguntar ¿por qué? habría que preguntarse ¿pará qué?, es decir, no es lo mismo ofrecer un servicio complementario al libro en papel, que ofrecer un producto único, que simplemente difundir una obra.

litearogra_ponentes1
Martín Lucía, Rafael Velis y José Núñez.

A partir de ahí, la charla derivó en aspectos algo más técnicos como el polémico uso del DRM. Que en general es rechazado en favor de facilitar el consumo de los libros electrónicos. De los tipos de formato (epub, mobi, pdf, etc.), sus ventajas e inconvenientes. Y muy de pasada sobre las plataformas de ventas donde comercializar los libros, Amazon, Lektu, web propia.

Por último pasamos a uno de los temas estrella cuando se habla de edición digital, la autopublicación. En el fondo la autoedición, con interés comercial, no es más que fundar una editorial con un solo trabajador que lo hace todo (o lo subcontrata todo). No es escribir, es emprender, y como empresas son bienvenidos a la competencia.

litearogra_ponentes2
Literágora, charlas literarias.

En conclusión salimos bastante satisfecho del evento, sobre todo porque una vez más pudimos defender que los libros digitales no son enemigos de los libros en papel. Que las experiencias son diferentes y complementarias.

Una vez más, muchas gracias a Literágora por esta oportunidad.

La afición a reseñar, tras mibibliotecaebook

Los ebooks no acabarán nunca con el libro tradicional, eso seguro, lo que no significa que los libros electrónicos hayan fracasado. Son simplemente diferentes formas de consumir productos literarios… ¿o no es así?

Hoy podemos preguntárselo a Susana Prieto, creadora del impresionante y fantástico blog mibibliotecaebook. Un lugar en Internet, que cuenta ya con más de dos años de vida, dedicado a reseñar todo tipo de novelas en formato ebook.

mibibliotecaebook
El escritorio de mibibliotecaebook.

Carlinga Ediciones: Hola Susana, enhorabuena por tu trabajo y bienvenida. Vemos que eres una lectora insaciable, así nos gusta. Pero no solo te quedas ahí, has llegado aún más lejos y de todo lo que lees haces una reseña y la subes a tu blog. Cuéntanos, ¿cómo es que un día te animaste a reseñar? Y visto el resultado, una curiosidad, ¿cuánto tiempo te absorbe esta afición?

Susana Prieto: Hola amigos, en primer lugar quiero daros las gracias por vuestro interés en entrevistarme, es un placer para mí poder colaborar con vosotros y, con mucho gusto, contestar a vuestras preguntas.

Debo confesar que soy una apasionada de los libros, me encanta leer y, siempre que tengo un rato, me verás con uno en la mano.

En cuanto al blog, este surgió un poco de casualidad, como aficionada a la lectura, suelo consultar otros blogs, en busca de lecturas nuevas. Pero siempre me encontraba con el mismo problema, la mayoría de los blogs se centraban en las últimas novedades y en los best sellers. Pocos blogs hablaban de autores noveles o menos conocidos, las críticas son subjetivas, por lo que a veces, un libro que te atrae a primera vista, deja de hacerlo cuando lees las opiniones de otros y, por último, la mayoría de los blogs ofrece una información básica sobre los libros publicados. Cuando un libro me gusta, quiero saber más sobre él, ¿has probado a buscar información sobre un libro en internet? Aparecen un montón de páginas, donde la información apenas varía de una a otra y te puedes pasar horas para encontrar algo que te resulte interesante.

A partir de ahí, pensé que ojalá hubiera un blog en el que pudieras encontrar toda la información relacionada con un libro y su autor en un mismo sitio, y así fue como nació el blog. Se me ocurrió hacer un blog en el que recopilar toda la información sobre los libros (autor, si tiene adaptación, curiosidades e incluso, poder ver la película o serie, sin salir del blog) y que, además, no condicionara al posible lector con opiniones subjetivas. Tengo como principio, no dar mi opinión personal acerca de los libros que aparecen en el blog, quiero que haya conexión libro-­lector y no que la gente lea los libros que me gustan por mis opiniones favorables. Es posible que un libro que aparece en el blog, no me haya gustado lo más mínimo y se convierta en el libro de cabecera de otra persona y a la inversa.

En cuanto al mantenimiento del mismo, varía según la información disponible en internet, pero haciendo una media, yo diría que invierto una hora diaria en hacer las entradas para el blog.

C.Ed.: Imagino que no todo será trabajo duro, que el blog te dará sus recompensas. Puedes decirnos como es el feedback que recibes de tus lectores y tu relación con ellos. Es más, ¿has llegado a contactar con algún autor que hayas reseñado? Por cierto, ¿te recomiendan ellos las obras?

S.P.: En mi caso, como el blog es un hobby, no me resulta pesado ocuparme de él. Además, gracias al blog, he hecho algunos buenos amigos, que resultan ser los más activos, ya sea con comentarios, propuestas de libros a publicar, etc…

Es más, diría que la cuarta parte de los escritores reseñados en el blog, ha sido mediante contacto directo con ellos. Es fácil saber que escritor me ha brindado su colaboración, puesto que en su biografía aparece una nota de agradecimiento, por brindarme toda la información necesaria para los posts.

Más que recomendarme libros, me recomiendan otros autores, con los que ellos tienen contacto y cuyas obras pueden interesarme.

C.Ed.: Dada tu trayectoria nos interesa especialmente tu opinión como consumidora de ebooks, pues tras tantas y tantas reseñas seguro que habrás visto libros de todo tipo. Sin entrar en los contenidos, ¿qué diferencia hay entre un buen ebook y uno malo?

S.P.: En mi opinión, no hay ebook malo. Me explico, el ebook, es el libro en papel, editado para leer en un libro electrónico. He comparado el mismo libro en los dos formatos sin apreciar grandes diferencias. Para mí, la diferencia la hace el lector que utilices, es ahí donde te puedes arrepentir de leer un libro en formato electrónico.

C.Ed.: Dentro de los muchos intentos del mundo editorial por atraer a los lectores, destacarías alguna iniciativa en concreto, ¿Hay modelos de comercialización que te han llamado más la atención? ¿Crees que alguno funciona especialmente para promover el boca a boca en Internet?

S.P.: Mira, ahora que lo dices, me has recordado una iniciativa que me llamo la atención. Poco antes de navidad, una tienda (no una editorial) hizo una gymcana, donde los ganadores obtendrían un cheque para la compra de libros en dicha tienda. Las editoriales hacen promociones, firma de libros, pero no llaman la atención haciendo cosas como esta que acabo de contar.

Algo que sí hacen los escritores noveles y algunos, que sin ser noveles, son menos conocidos, es ofrecer su libro gratis durante unos días, bien para celebrar su cumpleaños, la publicación de un libro, etc… Algo que he podido comprobar como blogger, es que el “booktrailer”, atrae a los posibles lectores y tienen más posibilidades de que la gente se interese por ellos.

C.Ed.: Por último, pregunta de rigor, ¿Qué opinas de la autoedición?

S.P.: Me parece algo muy interesante, ya que gracias a ella, el abanico tanto de autores como de obras es más amplio. Ahora no dependemos de si una editorial quiere publicar una obra o no, en caso de no contar con su apoyo, puedes publicar tu obra con tus propios medios.

En cuanto a la calidad de las obras, hay de todo, puesto que la gente no tiene que regirse por los cánones que utilizan las editoriales, he llegado a leer libros, que de no ser por la autoedición, no se podrían adquirir por su baja calidad.

Uno de los problemas de la autoedición, es que algunas obras, sólo están disponibles en formato electrónico, por lo que si eres un “lector de papel”, te resultará imposible leerla. Como ventaja de dichos libros, cabría destacar el precio económico, ya que al evitar la imprenta, el papel, el transorte, etc… su importe disminuye considerablemente, respecto al libro en formato papel.

Muchas gracias Susana, te seguiremos leyendo en tu blog.

Mariana Eguaras, gurú del mundo editorial

Hoy tenemos el privilegio de tener con nosotros a Mariana Eguaras, quien a nuestro entender es una de las profesionales de más prestigio del mundo editorial, y lo decimos porque es conocedora de todos los aspectos y fases de a la misma. Es además una ciudadana del mundo, tanto del real como del virtual, a día de hoy cuenta con casi cuatro mil seguidores en twitter. Veamos que cosas nos puede contar.

MarianaEguaras
Mariana Eguaras

Carlinga Ediciones: Bienvenida Mariana, gracias por dedicarnos un poquito de tu valioso tiempo. Permitenos decirte que tu curriculum es impresionante, te sobra experiencia en casi todos los aspectos. Pero con tantas habilidades diferentes nos gustaría saber si puedes contarnos en pocas palabras a que te dedicas de verdad en tu día a día.

Mariana Eguaras: Mi día siempre está repleto de tareas variadas: leo algunas entradas de blogs que sigo y titulares de prensa, mediante el lector de feed. Extraigo y clasifico los contenidos para compartir en mis redes sociales, en especial en Twitter. Leo y contesto correos electrónicos; preparo y envío propuestas y presupuestos de trabajo; reviso la analítica mi página web y la actualizo o retoco si hace falta; tomo nota de ideas que para escribir en el blog y apunto las tareas a realizar en el día, asignándoles prioridad y me pongo “manos a la obra”: maquetar libros con los que estoy trabajando, sugerir diseño de cubiertas, adaptar alguna pieza gráfica, asesorar sobre contenidos, etc. Hay días que también tengo reuniones o sesiones de consultoría, presencial o vía Internet.

C.Ed.: Tomámos nota. Nos gustaría continuar ahora hablando del mundo editorial, el cual parece estar roto entre la edición en papel y la edición en digital, y decimos roto porque cuanto más leemos sobre el tema más nos parece que se mueven con claves distintas. A ver si puedes arrojarnos algo de luz, Mariana. ¿Crees que los modelos de edición en papel y de edición en digital tienden a divergir o a converger?

M.E.: Deben tender a converger, no hay motivo para separar ambos mundos cuando el corazón de los dos es el contenido, la obra de los autores. Pero además tendrán que converger para que el modelo de negocio editorial sea viable.

C.Ed.: Centrándonos más en el mundo digital, y sabiéndote conocedora del mercado editorial, nos gustaría saber, según tu opinión, en manos de quien está realmente dicho mercado digital, en las grandes distribuidoras como Amazon (dispositivo físico + portal de ventas), en las grandes editoriales que cuentan con el apoyo de los medios de comunicación y de potentes campañas de marketing, en los autores populares con lectores fieles, o por el contario está exclusivamente en manos de estos últimos, los lectores.

M.E.: De forma exclusiva, creo que no está en las manos de un solo actor, depende del segmento, del libro, del autor, de la coyuntura. Al sector editorial hay que verlo con matices.

Las grandes editoriales o grupos poseen una infraestructura que les permite acceder a los medios de comunicación y realizar grandes campañas de marketing, pero ello no les garantiza que un libro se transforme en éxito (además el concepto de “éxito” es muy relativo). Por otro lado, las editoriales pequeñas o medianas han sabido explotar estrategias de marketing mucho más cercanas al lector que las grandes.

En temas digitales a las editoriales, en general, les falta aún avanzar; es difícil desaprender viejas costumbres heredadas exclusivamente de la producción del libro en papel. Además, la mayoría de las editoriales continúan basando su modelo de negocio exclusivamente en el libro en papel y, de rebote, producen en digital, como un producto secundario.

Empresas no nativas del sector editorial, como Amazon, han ocupado un lugar que los actores del sector editorial que podrían haberlo hecho no lo hicieron o lo han hecho mal. Vieron una oportunidad de negocio y la han sabido aprovechar, en parte, por la demanda existente: muchos autores con deseos de publicar sus obras y sin acceso a editoriales.

El lector es quien decide qué leer y que no, obviamente, influenciado parcialmente por los medios, pero cada vez más por los comentarios de otros lectores y recomendaciones de pares.

C.Ed.: Otro gran desafío es el encaje de este mercado global (o potencialmente global), con las diferentes legislaciones nacionales. Concretamente al respecto de los derechos de autor y sobre la posibilidad de compartir contenidos. ¿Crees que en general los estados están sabiendo dar respuesta a estos nuevos retos? ¿Y en el caso concreto de España?

M.E.: El primer inconveniente con las leyes de propiedad intelectual, de cualquier país, es que la gran mayoría no incluye aún las nuevas formas de creación y tienden a volverse obsoletas y no resuelven planteamientos de autoría actuales.

En España, evidentemente, no se está dando una respuesta positiva en este sentido. Solo hay que ver las recientes modificaciones de la Ley de Propiedad Intelectual para observar que en lugar de avanzar se retrocede. En este punto entran en juego los intereses políticos y económicos de determinados extractos que, mientras continúen teniendo una posición hegemónica, seguirán dominando el tablero.

C.Ed.: Por último, pasemos al fenómeno de la autoedición, un tema que siempre genera un gran interés. ¿Qué es lo que aún podemos ofrecer las editoriales a los autores para que estos sigan queriendo trabajar con nosotros?

M.E.: Una palabra que utilizaría sería “flexibilidad”: posibilitar el acceso de los autores a las editoriales; flexibilizar los contratos de edición y no hacerlos abusivos; permitir que el autor sea parte de la producción de su libro e implicarlo en los procesos de edición; ofrecerle atención y hacer un seguimiento de su obra; liquidar los derechos de autor más veces al año y no una; realizar una verdadera estrategia de marketing para los libros, entre otros. Algunos de los autores con los que trabajo han publicado con editoriales y algunos de los motivos por los que prefieren publicar por su cuenta su próximo libro son los que menciono.

Sé que algunos de los puntos anteriores una editorial no los puede cumplir por cómo funciona el sector editorial (por ejemplo, la dependencia que las editoriales poseen de la distribuidora para realizar las liquidaciones de derechos de autor); pero si no flexibilizan varios de estos engranajes los autores prescindirán cada vez más de las editoriales y publicarán por su cuenta contratando los servicios que necesiten a diferentes profesionales.

C.Ed.: Muchas gracias por todo Mariana y suerte, seguiremos leyéndote con gran interés en tu blog.


NOTA: Mariana Eguaras también dispone de un amplio catalogo de libros que puedes conseguir a través de Amazon.

Entrevista a Carlos Rubio ganador del II Certamen Carlinga

Parece que fue ayer cuando empezamos y ya hemos concluido nuestro II Certamen Carlinga de Relatos Cortos de Ciencia Ficción. Pero aquí estamos, orgullosos del magnífico resultado de esta segunda edición y del gran nivel con el que nos hemos encontrado.

Vamos a hablar con Carlos Rubio, que con su relato Vórtice se ha alzado como ganador del certamen. Un relato que podéis encontrar y disfrutar aqui.

CarlosRubio
Carlos Rubio.

Carlinga Ediciones: Hola Carlos, enhorabuena por tu relato y bienvenido a nuestra humilde casa. Cuentanos, ¿qué te animó a participar en nuestro II Certamen Carlinga?, y ya que preguntamos ¿te ha sorprendido ganarlo?

Carlos Rubio: Muchas gracias. Pues veréis, ya participé en el I Certamen y aunque en aquella ocasión no tuve suerte, me gustó la experiencia y en cuanto salieron las bases de la segunda edición, me puse manos a la obra. No es que tuviera mayores expectativas esta vez, pero tenía una historia en mente y me apetecía volver a intentarlo. Fue una gran sorpresa cuando me llamasteis para decirme que era el ganador. Estaba volviendo de mis vacaciones y me alegrasteis el viaje. Me hizo muchísima ilusión.

C.Ed.: Vaya, entonces eres un veterano de nuestro certamen, magnífico. Y haces bien en perseverar, así es como se mejora. Pero dinos más, como lo has enfocado en esta segunda ocasión ¿cómo ha sido el proceso creativo?, ¿de dónde ha surgido la historia?, y claro ¿qué significa para ti?

C.R.: Aproveché la temática del concurso para adaptar una idea argumental más compleja que tenía en mente desde hacía un tiempo…, tuve que sintetizarla mucho para ceñirme al límite de palabras del concurso, por lo que no estaba seguro de que el resultado final fuera bueno. A mí me gustaba, claro, pero no sabía si sería suficiente. Dentro de la gran diversidad de temas que coexisten en la sci-fi, los dinosaurios siempre han sido un referente para mí, con “Jurassic Park” a la cabeza. Llevaba tiempo queriendo escribir sobre dinos, así que pensé que viajar en el tiempo y enfrentarme a ellos directamente era la opción más fácil. Lo demás fue surgiendo de manera natural: el bosque, los raptores, la huida, el vórtice…, los elementos estaban ahí y solo había que unirlos. Disfruté mucho escribiéndolo.

C.Ed.: Lo dicho, buen trabajo. Y nos alegra haberte dado tan grata sorpresa. Han cambiado, a partir de saberte ganador, tus espectativas de futuro como escritor. Cuentanos ¿cuales son tus planes a partir de ahora?

C.R.: Para quienes amamos la literatura y soñamos con dedicarnos a esto algún día, recibir cualquier tipo de reconocimiento, por pequeño que sea, es una recompensa enorme. Mis planes futuros son, en general, no parar de escribir ni un solo instante, y en particular, irme a estudiar a Madrid el curso que viene para aprender a escribir de manera profesional. No tengo ni idea de adónde me llevará este viaje ni si lograré mis objetivos, pero ¿quién lo sabe?

C.Ed.: Pues te deseamos la mejor de las suertes. Para continuar podrías contarnos cuales son tus autores y/o obras de referencia, y para todos los que nos leen ¿qué lecturas nos recomendarías?

C.R: No tengo una temática predilecta, la verdad, sino que suelo leer libros de todo tipo. Aún así, dentro de la ciencia ficción, mis favoritos son claramente la saga jurásica de Michael Crichton y también otras novelas suyas menos conocidas, como “Next”. Aunque me quiera dedicar al mundo de la literatura, he sido estudiante de ciencias toda mi vida y me fascina especialmente cómo Crichton se adelanta a su tiempo y funde de manera magistral la biotecnología y la fantasía sin que nadie se percate de que, bajo esa historia genial plagada de dinosaurios, hay un argumento científico complejo y preciso. Animo a todo aquel que haya visto la película a coger el libro y dejarse llevar. No obstante, más allá de la ciencia ficción, las últimas novelas que he leído y que también recomiendo con los ojos cerrados son “El jilguero” y “Matar un ruiseñor”.

C.Ed.: Vamos a ponerte en un aprieto, no lo podemos evitar. Desde tu punto de vista, ¿qué opinas de los libros electrónicos?, ¿crees que ya son una realidad o solo una moda?, ¿usas normalmente algún lector de libros electrónicos?

C.R.: Lo cierto es que no soy un cliente o usuario habitual de los libros electrónicos, pero creo que se debe simplemente a que no soy muy hábil con las nuevas tecnologías. Aún así, he oído mucho sobre ellos y el otro día una amiga me los recomendó fervientemente. Teniendo en cuenta los precios que llegan a alcanzar algunas ediciones físicas, los libros electrónicos parecen una alternativa interesante que debe perdurar más allá de la moda o novedad. Me parece francamente escandaloso que un libro llegue a valer 40 o 50€, por mucha tapa dura que tenga

C.Ed.: Y ya por último, dos fáciles, ¿qué cambiarias de este certamen para mejorarlo?, y ¿qué consejos le darías a los futuros participantes del III Certamen Carlinga? Prometemos hacerte caso, si podemos…

C.R.: Aumentar la extensión máxima del relato, hasta las 7 u 8 páginas, quizás, con el fin de permitir un desarrollo más profundo del argumento. Entiendo, aún así, que la participación al Certamen es cada año mayor y esto supondría un esfuerzo extra al que ya requiere de por sí.

Por otra parte, el único consejo que puedo dar es el de no escribir sin disfrutar. Este tipo de concursos en el que se reciben cientos de pequeñas historias, no solo supone un gran esfuerzo para vosotros, sino también una gran responsabilidad. Cada relato ha sido escrito con mimo y con cariño, por lo que elegir y quedaros solo con uno, dos o tres, debe de ser una tarea complicada. Por eso, quienes participamos debemos hacerlo desde la humildad y la comprensión. Si nosotros disfrutamos escribiendo y vosotros disfrutáis leyendo, aunque al final nuestra historia no obtenga ningún premio, todos habremos ganado.

C.Ed.: Te damos toda la razón, buen consejo y buena refelxión. Muchas gracias por atendernos Carlos, suerte en todo.

Lo Frágil: Capítulo Cero

Hoy os presentamos un relato de Álvaro Aparicio ambientado en su primera novel, Lo Frágil. Para que podáis ir abriendo boca. ¡Disfrutadlo!


Ineptitud social virtualmente metabolizada

por Álvaro Aparicio

El mago lanzaba misiles arcanos como el que reparte cartas en una timba. Movía las manos por inercia, con andar desganado, seleccionando sus blancos bajo una arbitraria proximidad. La Ciudad Muerta, torres siniestras y fachadas ruinosas, se alzaba a su alrededor como un confortable estereotipo cosmogónico inevitable en cualquier cita donde lo fantástico se dé la mano con los conceptos creativos de una fábrica de cajas. En interés decreciente podían situarse luego las Alcantarillas y el Sótano de las Ratas.

portada_lofragil_mago

Vértigo: Estoy hasta las narices de esto, ¿eh?

Su compañero, el guardabosque, bajó el arco, pero lo levantó rápidamente cuando avistó a un orco en taparrabos manifestando su habitual interpretación de la estrategia al atacar de frente con las manos desnudas. Efectuado el disparo con procedimental satisfacción, volvió a bajarlo para dirigirse a su compañero.

Jázaro: Creía que este nivel de sinsentido bastaba para mantener a raya tus impulsos autodestructivos.

El mago dejó de lanzar misiles. La pérdida de calor produjo un siseo proveniente de sus manos, que recuperaron su tonalidad natural. Bajó la cabeza, hundiendo su rostro en la sombra de la capucha.

Vértigo: Creo que estoy sufriendo un episodio metamórfico intrapersonal.

El guardabosque, oliéndose el percal y haciéndose el indiferente, se acuclilló para despojar a un orco gigantesco con la espalda erizada de flechas. Lo que extrajo no parecía de importancia.

Vértigo: Me siento hueco, tío. Tengo una carencia abrumadora de sensaciones reales.

Jázaro: Eso podría resumirse  en salir más de tu cuarto y en ducharte para que la gente se anime a entrar en él.

El mago cayó de rodillas con las manos abiertas sobre los adoquines de la calle.

Vértigo: ¿Qué propósito tiene este holocausto orco? ¡Nada tiene sentido!

Jázaro: Y cómo vas a enterarte de nada si nunca lees de qué van las misiones.

Vértigo: Pero que somos monstruos, ¿no lo ves? Hemos venido a acribillar simulaciones de vida con el único fin de recibir unas monedas de oro. ¿En qué nos convierte eso? ¡Imagínate que los orcos fueran reales! ¡Imagínate que en vez de orcos fueran jubilados!

Instantes después sonó el teléfono en casa del mago.

–¿Hola?

–¿Se puede saber qué pasa contigo? –le preguntó el guardabosque al otro lado de la línea–. Levántate, atrofia humana, que no me quiero acostar a las tres de la madrugada. Mañana tengo exámenes.

–No –respondió el otro, cortando de golpe.

Vértigo: Las cosas que ocurren aquí se quedan aquí. No vuelvas a tirar abajo la cuarta pared.

Una viejecilla se asomó por el hueco de la puerta de la habitación del mago.

–¿Quién ha llamado? –preguntó.

–Jesucristo, ¿te lo presento?

–Descuida –suspiró, marchándose pasillo abajo con un arrastrar de pantuflas.

Jázaro: De todo lo que tengo y por todo lo que haces, eres lo más parecido a un hijo tonto. Si te pones en plan misterioso, piro al sobre.

El mago se dejó caer al suelo, desmadejado. Estiró una mano para lanzar un misil arcano a un orco errático que entraba en su campo de visión.

Vértigo: Agonizo aquí y en mi cuarto. Mago triste y en el paro. Si añado tu frialdad a mi soltería, no sé lo que duraré en esta realidad que me quiere tan poquito.

El guardabosque se acuclilló a su lado con aire compasivo.

Jázaro: Es la crisis de los treinta, tío. Pasará pronto.

Vértigo: ¿Sabes lo chungo que es despertarte y pensar que todo lo que te hacía feliz se ha reducido a una pantalla? Yo antes no era así.

Jázaro: Tú siempre fuiste así.

El mago alzó una mano como queriendo tocar el cielo.

Vértigo: Yo era un crío vital. Escuchaba Manowar hasta para ir al váter. Mi vida era música y potencia. Tenía la mente llena de chicha épica; formaba parte de mi sistema nervioso. Hasta cuando cogía la taza para hacerme un colacao me dejaba llevar por los ritmos guerreros. Y cuando leía tumbado en la cama… Joder, tío, La Espada de Joram. Cuántos recuerdos. Qué Crimen y Castigo ni qué hostias. La Espada de Joram lo peta, Jázaro.

Jázaro: Sí, tío, La Espada de Joram. Que le den a Dostoievski.

Vértigo: ¿Puede haber una década con menos identidad que ésta? Basura de nuevo milenio. Antes bajabas a la calle ¡y hala!, todo lleno de cibercafés. La muchachada a viciar. Debates en plan: templario contra samurái; y de rebote te coscabas que el acero japonés era una birria y que en Europa habían artes marciales y esas cosas… Molaba. Te fumabas unos canutillos con la peña y luego a competir con los ratones a ver quién era el verdadero lomo plateado del lugar. Otro mundo… Y mírame ahora, hablando con gente que está en el quinto pino para rellenar mis vacíos sociales.

Jázaro: Vivo en la finca de al lado, tío. Compartimos patio de luces.

Vértigo: Tú no cuentas… Hablo de otra cosa, de nuevas experiencias. Todo ha cambiado; yo también. Hasta este juego ha cambiado. Soy tan poderoso que no siento ninguna satisfacción en aliviar tensiones con estos orcos retrasados. ¿Arrasar por arrasar? ¡Estoy tan necesitado de un guión que me creo mis propias historias!

Jázaro: Eres poderoso porque estás enfermo. Se supone que el juego merma tus facultades sociales, pero al no tenerlas en absoluto es normal que seas el puto amo.

Vértigo: Es un círculo vicioso, tío. Un vicio reduccionista. Todo ha cambiado… ¿Dónde estoy ahora?

El guardabosque se puso de pie, derrotado por el ánimo sombrío de su compañero.

Jázaro: No todo ha cambiado, realmente.

Vértigo: ¿A qué te refieres?

Jázaro: Bueno, sigues siendo virgen, por ejemplo.

–¿Ha vuelto a sonar el teléfono? –interrogó de sopetón la viejecilla desde el umbral del cuarto–. Tengo el volumen del audífono tan alto que cuando me escucho los pensamientos parece que me esté gritando.

–Que te pires, abuela.

–Me tiene loquísima este audífono –comentó, absorta en los sonidos ambientales–. Por cierto, encontré un bocadillo en uno de tus abrigos. ¿Lo tiro o te lo vas a comer?

–Estamos en verano, abuela. Úsalo para nivelar la lavadora.

Jázaro: Quizá debas contemplar lo de las redes sociales. A lo mejor ligabas… Sólo tendrías que evitar subir fotos de tu cara.

El mago se levantó espolsándose el polvo de las mangas. Ambos reanudaron la marcha.

Vértigo: Creo que antes de realizar el sacrificio de zambullirme en ese océano de mediocridad, deberías plantearte cuáles son tus obligaciones como amigo.

Jázaro: No voy a prestarte a mi novia, tío. Ya te dije que le das asco.

Vértigo: Eso se soluciona con un poco de desodorante.

Jázaro: Sabes que no. Además, yo no meto nada donde tú hayas metido antes.

Una plétora de misiles arcanos alcanzó la cara del contemplativo capitán ogro al final de la calle. Impactaron como una sucesión de bofetadas.

Vértigo: ¿Crees que alguna vez podré revertir mi situación?

Se hizo un profundo silencio de reflexión.

Jázaro: ¿Recuerdas cuando me admitiste que eras ese tipo de persona que antes de cascársela se pregunta si lo estarán observando los espíritus de sus parientes muertos? Ese día perdí toda la fe en ti.

Dicho lo cual, una flecha surcó el aire hasta romperse contra la armadura monumental del capitán ogro. Aquel acorazado viviente, con una frente de medio milímetro y expresión cerril del que por su casa nunca ha pasado la diligencia, se preparó para cargar adelantando el hombro derecho. Medía dos pisos de alto y hacía falta una fórmula de extensión abundante para cuantificar la magnitud de su mala hostia.

Vértigo: Creo que me voy a apuntar a audiovisuales.

Jázaro: ¿Te centras ya, pesado de los huevos?


PortadaLoFragilwebSi te ha gustado y quieres más, aquí lo tienes.

Y no olvides dejar un comentario si alguna vez te has visto en semejante situación, jugando de rol online hasta altas horas de la noche.

II Certamen Carlinga de Relatos Cortos de Ciencia Ficción

Relatos Cortos de Ciencia Ficción

Carlinga Ediciones es ya una realidad editorial que se está consolidando poco a poco. Pero seguimos queriendo llegar a ser un referente de la literatura fantástica y de ciencia ficción. Y como ya decíamos, ello pasa por apostar por vosotros, los escritores.

Por eso volvemos a lanzar otro humilde certamen en el que queremos volver a daros la oportunidad de poner a prueba vuestros escritos. Y esperemos tener al menos el mismo éxito que en nuestra primera edición.

logo_factoriadeautores1

Además, en esta edición colaboran con el certamen Factoría de Autores, aportando al jurado del certamen escritores de la talla de Concha Perea (@SrtaNicasia“La Corte de los Espejos”), Teo Palacios (@teopalacioscom, “La predicción del Astrólogo”), Clara Peñalver (@ClaraPenalver, “Cómo matar a una Ninfa”), o Ricard Ibañez (“Mío Sidi”). Gracías de antemano por unise a nosotros.

También formará parte del mismo autores de la casa como Álvaro Aparicio (@Vuelodelcometa, “Lo Fágil”).

Anímate y participa en nuestro segundo certamen de relatos cortos, y ayúdanos en nuestra aventura editorial.

Bases del II Certamen Carlinga de Relatos Cortos de Ciencia Ficción

  1. Podrán participar en el II Certamen Carlinga de Relatos Cortos todas aquellas personas mayores de edad que estén residiendo en España, con independencia de su nacionalidad.
  2. Las obras tendrán que ser originales e inéditas, pertenecer al género de la Ciencia Ficción*, estar escritas en español y tener una extensión de entre 1.000 y 2.000 palabras (*el jurado será quien, en último término, decida si se cumple este requisito).
  3. Los escritos deben presentarse mediante un archivo “.pdf”, en fuente Arial y tamaño 12, con un interlineado de 1,5.
  4. Todos los relatos deben ir claramente identificados en la cabecera de la primera página con el título y el nombre del autor (o autores). Se admitirán obras presentadas bajo seudónimo.
  5. Los relatos deberán remitirse a concursos@carlingaediciones.com, indicando en el asunto del mensaje “II Certamen Carlinga de Relatos Cortos de Ciencia Ficción”. El concursante deberá indicar en el mismo su nombre y DNI (o nº de pasaporte), así como lugar de residencia en España y sus datos de contacto (email, teléfono, twitter, etc.). El archivo “.pdf” adjunto con el relato deberá denominarse con el título del relato. Como confirmación de que el relato ha sido recibido el concursante recibirá un email una vez se compruebe que todo está en orden.
  6. Cada participante podrá presentar como máximo un relato.
  7. Carlinga Ediciones S.L. no mantendrá correspondencia ni comunicación alguna sobre los relatos, la marcha del concurso ni la clasificación de forma individualizada con ningún concursante, más allá del mencionado acuse de recibo. Cualquier información se realizará de forma pública.
  8. El plazo de presentación de las obras finaliza a las 23:59 horas del 31 de mayo de 2014.
  9. La decisión del jurado será inapelable y se hará pública durante el mes de julio de 2014. El jurado no podrá declarar el premio desierto.
  10. Se otorgará un primer premio de 100€ al autor del mejor relato. Posteriormente podrán declararse hasta tres menciones especiales. Tanto la obra ganadora como las menciones especiales (si las hay), podrán ser publicadas de forma no venal por Carlinga Ediciones S.L.
  11. Carlinga Ediciones S.L. se reserva la facultad de organizar un acto de presentación de la edición no venal en el momento de su lanzamiento. Los autores de los relatos seleccionados autorizan la utilización de su nombre, imagen y obra en aquellos actos que la organización considere adecuados.
  12. La participación en el certamen implica la aceptación por parte del autor del derecho exclusivo de Carlinga Ediciones S.L. de efectuar una edición no venal de las obras seleccionadas. El autor cede los derechos de su obra a la organización.
  13. Los datos personales facilitados con motivo de la participación en el concurso serán incorporados a la base de datos de Carlinga Ediciones S.L. creada para gestionar concursos literarios. Mediante el envío de sus datos, el remitente da su consentimiento (que podrá ser revocado en cualquier momento) a Carlinga Ediciones S.L. para el tratamiento de los datos facilitados con motivo de la participación en el concurso literario, así como para el envío de publicidad de los productos, ofertas y/o promociones que puedan ser de su interés.
  14. El remitente podrá ejercer sus derechos de acceso, rectificación y/o cancelación enviando un email (en el que indicará su nombre y DNI) a Carlinga Ediciones S.L. (info@carlingaediciones.com).
  15. La participación en este certamen implica de forma automática la plena y total aceptación de las presentes bases. Para cualquier diferencia que hubiere de ser dirimida por vía judicial, las partes se someten a los juzgados y tribunales de Sevilla, por ser éste el lugar de domicilio de Carlinga Ediciones S.L., conforme al artículo 51 LEC.

Actualizaciones:

  • 05.04.2014 – Fecha de publicación del certamen.
  • 31.05.2014 – Fecha límite de presentación de relatos.
  • 01.08.2014 – Fecha del fallo del jurado.
  • 18.12.2014 – Publicación de los relatos.
  • 19.12.2014 – Entrevista al ganador del certamen.

Ganador del certamen:

Menciones especiales:

  • Sin Piedad, de Nadia Adorna (@NadiaEverdeen).
  • La que vino del mar, de Anaïs Bahillo.

Descarga gratuitamente:

Asistimos a la Hispacón XXXI Quartumcón

logo_aefcftNos gusta pensar que asistir a este tipo de eventos nos acerca a nuestros lectores, pero en esta ocasión  además lo hemos disfrutado de lo lindo. Y es que gracias a la buena organización de la Asociación Española de Fantasía, Ciencia Ficción y Terror las jornadas han sido realmente interesantes. Autores y aficionados fundidos en un interés común, disfrutar de nuestra afición.

La Hispacón se celebró el pasado 14 y 15 de diciembre en la localidad de Quart de Poblet (Valencia), con un tiempo estupendo y en unas instalaciones envidiables. La primera impresión: mucha gente y buenos regalos de bienvenida, aquello prometía. Y se confirmó cuando empezaron las ponencias y presentaciones, porque eso era lo mejor de todo, la gran variedad de actividades a las que asistir (por otro lado, una pena, porque no pudimos presenciarlo todo).

hispacón_EduardoVaquerizo

En la presentación del libro “Memorias de Tiniebla”, de Eduardo Vaquerizo.

Os dejamos una imagen de una de las presentaciones a las que asistimos y que nos pareció muy curiosa. Sobre todo por lo sincero y abierto que se mostró Eduardo Vaquerizo en lo referente al proceso de escritura y edición de sus novela.

Además, compartimos con vosotros algunos contactos, no hemos podido ponerlos a todos y espero que sepan disculparnos, de los asistentes más destacados según nuestras impresiones. Os recomendamos que indaguéis sobre cada uno de ello.

Nuevas caras

Por allí además conocimos nuevas plumas que esperamos ver pronto sobre el papel (o sobre la pantalla). Nos referimos a los ganadores del certamen literario Domingo Santos 2013 que organizaba la Hispacón. En especial a José David Espasandín, con quien pudimos compartir mesa durante la ceremonia de entrega de premios Ignotus.

Y en este post hablo en plural porque pude compartir la experiencia con quién con toda seguridad va a ser el primer autor al que publiquemos, Álvaro Aparicio.