La necesidad de la lectura

Muy a menudo encontramos personas que cuestionan continuamente el gusto por la lectura. Nos enfrentamos así a sus continuas preguntas: por qué nos gusta, qué gracia tiene, por qué no dedicamos ese tiempo a otras actividades de ocio como el cine, y un largo etcétera que no hace sino redundar en el centro de la cuestión principal. ¿Por qué leemos realmente?

Es indudable que nos hemos convertido en individuos cómodos, o expresado de mejor forma, “acomodados”. El desarrollo tecnológico, así como la evolución y crecimiento de las ofertas de ocio, podrían ser los principales causantes de la aparición de esa necesidad de obtener entretenimiento de forma más bien instantánea. Día a día nos encontramos bombardeados por una inmensa cantidad de información, y por supuesto queremos atender a todo lo que nos llama la atención y que consigue pasar los filtros de nuestras inquietudes e intereses. Pero hay un problema: el día sólo tiene 24h y tenemos una gran cantidad de obligaciones que cumplir. Así que para muchos, una actividad de ocio se vuelve prioritaria cuanto más rápida, instantánea y menos esfuerzo requiera para llevarla a cabo.

la-necesidad-de-la-lectura-uka

Uka y la necesidad de la lectura.

Por supuesto la lectura no suele ser precisamente “instantánea”, sino que requiere un proceso de asimilación, a veces incluso de comprensión, y también de dedicación. Entonces, si parece estar lejos del canon actual de actividades de ocio, ¿por qué seguimos leyendo? En mi opinión, leer es un proceso mucho más dinámico que otros ejercicios, y el ser humano tiene una mente inquieta, nos guste o no. Desde mi punto de vista es imposible negar este hecho, dado por ejemplo la gran (y maravillosa) cantidad de historias que hemos sido capaz de crear a lo largo de la historia. Así que por mucho que nos guste a veces encontrarnos las cosas ya hechas, no resulta fácil eludir la fascinación que le produce a nuestra mente trabajar, estar en marcha y pensar. Leer requiere precisamente que nuestro cerebro se mantenga activo, por un lado, al construir las imágenes mentales de lo que leemos, de las descripciones de personajes, lugares y hechos, y de las cuales al final resultan escenificaciones en las que nos encontramos cómodos y nos desenvolvemos bien. Pero también encontramos humanidad, podemos identificarnos con los sentimientos de esos mismos personajes, sus emociones o circunstancias, podemos entenderlos y extraer de ellos alguna enseñanza, y en muchos casos, logramos así conocernos mejor a nosotros mismos al cuestionarnos esas mismas emociones donde nos vemos reflejados.

Es una actividad también más personal, a la que recurrimos cuando necesitamos evadirnos y en algunas ocasiones, incluso cuando queremos estar solos. No es que no se pueda compartir la lectura con los demás, pero es más difícil que por ejemplo, quedar con unas cuantas personas para ver una película e ir comentándola. Cada cual tiene su ritmo de lectura, nunca disfrutamos igual de ella, y además pienso que requiere en ocasiones incluso mayor concentración.

Aunque creo que en general estas son las razones principales por las que leemos, es evidente que cada persona es un mundo. No obstante las razones más extendidas y repetidas parecen reducirse a la necesidad de evasión, de buscar y conocer historias, y de hacer algo para nosotros mismos. No sé con seguridad si la lectura afecta nuestra vida, si es al revés o precisamente se trata de un proceso recíproco. Y es que si leemos determinados libros en algunos momentos de nuestra vida, nos afectarán de forma distinta que si los leemos en otras circunstancias. Al igual que, dependiendo de por lo que estemos pasando en ese momento, extraeremos unos u otros mensajes del libro en cuestión. En cualquier caso no se puede negar que sea un proceso enriquecedor, donde podemos aprender de nosotros mismos, desarrollar la imaginación, extraer enseñanzas para la vida diaria y evadirnos de la realidad, todo a la vez. Así que propongo que la respuesta a por qué leemos es más bien simple: leemos para vivir.

youtuber-nube-de-palabras-uka

Comentarios