Va de píxeles letrados

El coqueteo entre la literatura y los videojuegos se remonta a los primeros pañales de la era digital. El videojuego que busca contar una historia –de verdad, comprometido con su narrativa– ha de manipular intensivamente su componente jugable y engarzarlo de forma que se acople y cobre sentido en la trama… Y esto, lógicamente, requiere una destreza muy literaria. Es así que hallamos en el sector del ocio digital auténticas maravillas como The Cat Lady o Gone Home, títulos muy recomendables que apelan a la narrativa más pura para encandilar al usuario ávido de nuevas experiencias audiovisuales.

Sin embargo, en ocasiones encontramos videojuegos dedicados exclusivamente a reproducir de forma interactiva una obra literaria, siendo cien por ciento fieles o sólo inspirándose en ella. Suena a desafío, y lo es, considerando los diversos resultados que se han producido desde los albores del sector hasta la actualidad, en ocasiones deficientes, fracasando en el aspecto jugable o fracasando también en el aspecto narrativo… Lo que vendría a ser un fracaso total. Pero también hay frutos positivos que vale la pena conocer, al menos como curiosidad.

Vamos allá con algunos ejemplos.

thewheeloftime

La rueda del tiempo de Robert Jordan, esa saga de ochocientos noventa y cuatro libros que jamás he visto completa en ninguna librería, recibió el 31 de octubre de 1999 una adaptación por todo lo alto en ordenadores de la mano de Legend Entertainment. En dicha adaptación primaba la acción y la utilización de la magia como recurso habitual, con unos escenarios medievales de naturaleza fantástica que quitaban el aliento, pero una dificultad irregular y un inglés bastante exigente. Como cabía esperar, puesto que la saga ya era morrocotuda por aquel entonces en términos de cosmogonía, la trama del videojuego no está asociada con el hilo conductor principal de la obra de Jordan. Sin embargo, no cabe duda de que cualquier fan encontrará las referencias suficientes para satisfacer sus exigencias.

Hablamos de un título notable en su apartado técnico, que ya en su momento hacía alarde de un diseño de niveles que procuraba reproducir elementos arquitectónicos a escala, loable esfuerzo que magnificaba la atmósfera que desprendían los escenarios. Su recepción en medios especializados de la época fue favorable, pero quedó rápidamente deglutido por el olvido de los que no tocan el techo del inconsciente gamer. Los fans de Jordan, una minoría insuficiente en el sector –de aquel entonces– como para considerarlos suficiente reclamo comercial, por otro lado tampoco hicieron la fuerza suficiente para que The Whell of Time trascendiera; y a día de hoy es difícil conseguirlo y mas difícil conseguirlo y hacerlo funcionar en condiciones en sistemas actuales, siendo pasto de especuladores en Amazon y Ebay.

Toca esperar a que GOG, plataforma de videojuegos vintage por excelencia, nos dé una sorpresita en este sentido.

callofcthulhu

Desplazándonos a terrenos más tenebrosos encontramos una fantástica adaptación parcial de La sombra de Innsmouth de Lovecraft, una de sus obras “extensas” más emblemáticas; y recalco parcial porque, si bien el título de Headfirst Productions busca la fidelidad atmosférica y lo pintoresco de Innsmouth y sus habitantes, la gamificación de la historia exigía tomar ciertos derroteros para que la acción tuviera sentido. Quizá uno de los momentos más fantásticos es cuando, tras un prefacio jugable, nos adentramos en un pequeño autobús en las entrañas del pueblo. Este momento marca tantos paralelismos y tan conseguidos con el tramo escrito original, que hará las delicias de los más puristas.

El resultado general es un juego en primera persona con fases de puzles y cierto grado de libertad que, a saber por qué, se malogra en un tramo intermedio que tarda en enderezarse. Aun así, no deja de ser una de las mejores experiencias jugables (y relativamente actuales) que encontraremos bajo el sello del oscuro maestro de Providence. Lo preternatural, como no podía ser de otra manera, se introduce en el código del juego y lo convierte en todo un paseo embrujado. Vale la pena abordarlo, tolerarlo y finalmente disfrutarlo. Y si eres tan fan como un servidor de La sombra de Innsmouth, lo vivirás a un siguiente nivel, dado que el factor aventuras en ocasiones consigue apoderarse del convencionalismo de los tiroteos de trámite.

discworld

Y no podíamos hablar de la triunfal relación entre videojuegos y literatura sin pensar en cierto “echicero” de la Universidad Invisible de Ankh-Morpork. Porque Mundodisco de Terry Pratchett ha inspirado una de las aventuras gráficas más representativas del género a mediados de los 90’, alguna secuela y un interesante spin-off llamado Discworld Noir. El conjunto, bien se intuye con atisbar alguna imagen suelta, está plagado de referencias contextuales y del humor absurdo que siempre ha caracterizado a la serie. La trama principal está entroncada de forma un poco vaga en los hechos de ¡Guardias! ¡Guardias!, sustituyendo al memorable Vimes por el icónico Rincewind. Es importante destacar, no obstante, que la valía de esta aventura gráfica subyace mucho más en su calidad como desafío, que en su capacidad de entretener con su historia, lo cual no es malo per sé si el fan de Mundodisco busca complementar su disfrute por la obra de Pratchett más que descubrir toda una nueva historia a la altura de los libros originales.

Si hubiera que buscarle alguna pega al videojuego original, sólo podría ponerle una: su dificultad no apta para despistados. Pero como todo buena aventura gráfica de los noventas, su buque insignia es la dificultad y a ella nos deberemos entre atasco y atasco, o cada vez que levantemos la vista de la guía que tengamos sobre el teclado.

1 comentario en “Va de píxeles letrados”

  1. Pingback: Los múltiples caminos del librojuego | Carlinga Ediciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies